miércoles, 30 de noviembre de 2016

Conferencia Mundial sobre la Educación Superior - 2009: La nueva dinámica de la educación superior y la investigación para el cambio social y el desarrollo. (Aproximación e identificación de los compromisos en materia Educación Ambiental)

Profa. Suzuky Gómez A manera de introducción:
La presenta reseña descansa en un breve análisis de contenido, sobre los compromisos que en materia ambiental asumió la UNESCO, en un documento titulado Conferencia Mundial sobre la Educación Superior - 2009: La nueva dinámica de la educación superior y la investigación para el cambio social y el desarrollo, firmado y promulgado en la ciudad de Paris, el 8 de julio de 2009, en calidad de compromiso ante el mundo y donde se señalan las principales preocupaciones y las acciones que deben seguirse en materia de educación superior, a partir de los resultados de las seis conferencias regionales (Cartagena de Indias, Macao, Dakar, Nueva Delhi, Bucarest y El Cairo), donde se destaca la responsabilidad de los diferentes gobiernos del mundo en esta materia, posición que se sostiene en la Declaración Universal de Derechos Humanos, “el acceso a los estudios superiores será igual para todos, en función de los méritos respectivos” (Artículo 26, párrafo 1, p.1). Se puede observar en las ocho secciones o partes que integran de dicho documento que existe una gran esperanza en relación a que las investigaciones normadas que se producen en las universidades logren proporcionar aportes que reduzcan o aminoren los diferentes impactos negativos socioculturales y ambientales que se evidencian en esta nave común denominada planeta Tierra. En este sentido presentamos el siguiente párrafo del documento que examinamos: La experiencia del decenio pasado demuestra que la educación superior y la investigación contribuyen a erradicar la pobreza, a fomentar el desarrollo sostenible y a adelantar en la consecución de los objetivos de desarrollo acordados en el plano internacional, entre otros los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) y de la Educación para Todos (EPT). Los programas mundiales de educación deberían reflejar estas realidades (p.1). Se aprecia como preocupación central la imperiosa necesidad de mejorar la calidad de vida de los seres humanos en situación de miseria, tarea que promete solucionar la educación ambiental a través del desarrollo sostenible como una alternativa perdurable ante esta situación amparándose ODM, propuestos para desarrollarse entre el periodo comprendido 2000-14 y llevarlo transdisciplinariamente a otros programas mundiales. La responsabilidad social de la educación superior En esta conferencia se hace constante el recalcar que la educación superior, es un bien más que un servicio público y que los gobiernos deben velar por su calidad y excelencia. Y que estas condiciones deben conjugarse ante la complejidad que presentan los desafíos mundiales y asumiendo como obligación el diseñar soluciones ante los “retos mundiales, entre los que figuran la seguridad alimentaria, el cambio climático, la gestión del agua, el diálogo intercultural, las energías renovables y la salud pública (p.2)”, situaciones todas que deben abordarse desde el paradigma ambiental buscando el bien común y la seguridad pública. Asimismo, el documento indica que las universidades e institutos universitarios, desde sus tres pilares básicos la docencia, la investigación y la extensión aunado a la autonomía que han venido ganando deben impulsar y promover sus líneas de acción hacia el fomento de un “pensamiento crítico y [una] ciudadanía activa, contribuyendo así al desarrollo sostenible, la paz y el bienestar, así como a hacer realidad los derechos humanos, entre ellos la igualdad entre los sexos”. Todo esto redunda en asumir una educación ambiental para la sostenibilidad que forme ciudadanos en y para la democracia, con una conciencia de respeto al ambiente como sistema seguro, sano y ecológicamente equilibrado “dotados de principios éticos, comprometidos con la construcción de la paz [y] la defensa de los derechos humanos” (p.2). Acceso, equidad y calidad Desde hace algunos años se han realizado significativas acciones con el fin de mejorar la calidad de vida de los ocupantes de los diferentes espacios que componen el plantea, no obstante aún queda mucho por hacer, si bien muchos países afiliados a la UNESCO han realizado esfuerzos por abrir más espacios que conlleven a la inclusión social escolar, en otros es extremadamente marcada la desigualdad al punto que muchas féminas son rechazadas en los centros escolares y esto contribuye a que sus posibilidades de acceder a nuevos empleos con sueldos más justos disminuyan drásticamente. El escrito acota “En los últimos diez años se han realizado ingentes esfuerzos a fin de mejorar… Este empeño debe continuar. Pero el acceso, por sí solo, no es suficiente…Hay que llevar a cabo esfuerzos para lograr que los educandos obtengan buenos resultados” (p.3). Una preocupación recurrente entre los redactores es la necesidad de subsanar las disparidades presentes y constituyen una fuente de desigualdad e insisten en que “los gobiernos y las instituciones deben fomentar el acceso, la participación y el éxito de las mujeres en todos los niveles de la enseñanza” (ídem). Se promueve una justicia social, equidad pero sobre todo un seguimiento a las políticas públicas y las cuales deben garantizar el éxito de esta “inclusión”, todo esto enmarcado en que las mujeres logren prepararse para participar adecuadamente en la toma de decisiones dentro de su entorno, mejoren sus ingreso y se garantice la disminución de la pobreza y de las condiciones marginales que pudieren afectarles. Internacionalización, regionalización y mundialización Sin duda alguna, la nuevas iniciativas en materia de educación superior apuntan a la necesidad de transformar esta realidad desde el ámbito de la educación. Esta propuesta exige una acción conjunta entre los gobiernos, los organismos internacionales y el compromiso de los actores universitarios, cuyos esfuerzos logren “garantizar la calidad y sostenibilidad de los sistemas de educación superior en el mundo entero” especialmente en aquellas naciones deprimidas por la pobreza extrema tal es el caso de “África subsahariana, los Pequeños Estados Insulares en Desarrollo (SIDS) y otros Países Menos Adelantados (PMA)” (p.5). Esto basado en la cooperación mundial Sur-Sur y Norte-Sur-Sur. La educación superior en África En esta conferencia se le dio una atención especial a “los problemas y las oportunidades que plantea la revitalización de la enseñanza superior en África, que constituye una importante herramienta de desarrollo en ese continente” (p.6). Para considerar esta situación se tomó como herramienta central la conferencia preparatoria de Dakar (2008), los asistentes señalaron la necesidad de enfrentar lo referente “a la desigualdad de raza y género, la libertad de enseñanza, el éxodo de competencias y la escasa preparación de los graduados cuando acceden al mercado laboral”. Esta propuesta podría ayudar aminorar “el subdesarrollo y la pobreza en África”. Se cree que un adecuado currículo puede ayudar a formar ciudadanos con una clara conciencia de diversificación de su economías y que contribuya a proponer estrategias alternativas sobre todo lo relacionado con “la agricultura, la extracción de recursos naturales, el medio ambiente, los sistemas de conocimiento indígenas y la energía” (p.7). Es decir, se considera el siguiente silogismo si la enseñanza superior aporta más a estas situaciones, se podría lograr respuestas favorables de competitividad al resto de las economías de la región. “Los participantes apreciaron la prioridad que la UNESCO otorgó al África en esta conferencia” (ibíd.). Llamado a la acción: los estados miembros A manera de cierre se acota lo siguiente desde la visión y acción de la educación ambiental: • En la conferencia se intenta promover y mejorar el acceso, la intervención y los buenos productos académicos de las mujeres en la enseñanza superior, para así garantizar su empoderamiento social. • Se busca responder a una deuda social, la cual indica que se debe promover la igualdad de acceso a la educación superior a los integrantes de grupos escasamente representados, tales como los obreros, los pobres, las minorías, las personas con discapacidad, los migrantes, los refugiados y otros grupos de población vulnerables, con el fin de mejorar su calidad de vida. • Se debe vigilar la autonomía de los Países Menos Adelantados y de los Pequeños Estados Insulares para así incentivar una educación ambiental para la sustentabilidad con la intensión de que puedan aprovechar las oportunidades que ofrece la mundialización, y fomentar la colaboración entre ellos perdurable entre ellos. Referencia: UNESCO (2009). Conferencia Mundial sobre la Educación Superior - 2009: La nueva dinámica de la educación superior y la investigación para el cambio social y el desarrollo. [Documento en línea] Disponible: unesdoc.unesco.org/images/0018/001832/183277s.pdf [Consulta: 2012, abril 16]

jueves, 22 de septiembre de 2016

Una historia mínima sobre la violencia contra la mujer

Por Suzuky Margarita Gómez.
La Cultura patriarcal no considera relevante el papel de la mujer si se compara con la del hombre, supone que los puestos de liderazgo sean en el gobierno, la política, la empresa deben estar ocupados primordialmente por varones. Mientras que las mujeres tienen estipulados áreas físicas y simbólicas que no han sido seleccionados por ellas y que están alejados del reconocimiento que esta previamente asignado a los hombres. El génesis de esta diferencia se encuentra en los pueblos primitivos en donde el contexto ambiental y los utensilios rústicos, inducían a que fuera el hombre por su condición física, el encargado de buscar los alimentos, mientras que las mujeres tenían la responsabilidad del cuidado de los hijos y de sus propios cuerpos por causa del embarazo y el parto (Cagigas, p. 308). La cultura patriarcal circunscribe ese orden jerarquizado y reproduce una ideología que la soporta. La historia provee un conjunto de reflexiones sobre la mujer y el origen de la violencia, partiendo de la civilización romana donde prevalecían las ideas machistas, allí el padre poseía la patria potestad y tenía el privilegio de tomar decisiones sobre la vida de sus hijos. Tenían el poder de renunciar a sus hijos al nacer, venderlos para ser esclavizados, comprometerlos, casarlos o disolver sus uniones matrimoniales. Las mujeres romanas no podían participar en la política. En la etapa feudal la posición de la mujer no cambia, esta debía profesar la sumisión y la castidad. Señala Sarabia quien cita Gil Ambrona (2006) la condición de violencia física a la que era sometida la reina Urraca en el siglo XII y quien sufría rigurosas tundas por parte de su consorte el rey Alfonzo el Batallador. Otras nobles que fueron confinadas al encierro por parte de sus maridos fueron Isabel la Católica y su hija Juana la Loca. Con la llegada de los españoles al nuevo mundo la situación en materia de violencia no cambia ni para las europeas y menos a las nativas, Gil Ambrona (ob. cit. p.2) apunta sobre las acusaciones a las cuales es sometido Hernán Cortés por causa de la muerte de su esposa Catalina Juárez en 1529. Las mujeres en esta época carecían de seguridad más no de justicia, ya que debían estar representadas por un tutor. Pero podían ser cambiadas para estrechar vínculos o como muestra de paz, una vez unida en matrimonio esta pasaba ser propiedad del marido y de la familia de este. La pureza, la honestidad y la lealtad en el matrimonio eran aspectos relevantes de los derechos de propiedad masculina. La infidelidad de la esposa podía recibir un escarmiento ejemplar ya que constituía una peligrosa afrenta a los derechos de su esposo. La transformación de esta situación comenzó en Inglaterra en 1829 con la abolición del derecho que otorgaba el privilegio a los hombres de escarmentar a sus esposas. Entre 1853 y 1891 se promulgaron otras leyes para prevenir el castigo, los asaltos y derogar el derecho legal que permitía a los maridos emplear contra sus esposas la fuerza física. En Estados Unidos (1894) se concede en Mississippi a una mujer víctima de violencia física el derecho a solicitar el divorcio. En 1900 el código penal alemán determino la igualdad ante la ley de hombres y mujeres. En 1977, Escocia reconoció el derecho del marido a castigar a su mujer, golpeándola en los glúteos pero quedo prohibido las lesiones en la cara. A lo largo de la historia los patrones familiares y sociales han cambiado, en el siglo XX la situación cambia, la mujeres asumen una mayor conciencia personal y exigen ser vistas y tratadas sujetas de derecho y entablan una lucha contra el poder como forma de opresión que se gesta dentro y fuera del seno familiar. No obstante, el proceso de investigación deja en evidencia que la violencia contra la mujer continua siendo un problema de pública y de violación de los derechos humanos de las mujeres. Situación que demando un programa de formación social que intenta solventar esta problemática donde las premisas se enmarcaron en la responsabilidad y el compromiso. Referencias Cagigas Arriazu, A. (s/f). El patriarcado, como origen de la violencia doméstica. [Página web en línea] Disponible en: dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=206323 [Consulta: Febrero 19, 2016] Gil Ambrona, A. (2008). Hernán Cortés. ¿Asesinó a su esposa? Violencia doméstica en la España colonial. En: Clío: Revista de historia N°60, 60-67 pp.

martes, 20 de septiembre de 2016

Formas de discriminación contra la mujer que se observan en la Declaración del Hombre y del Ciudadano (1789).

Por Suzuky Margarita Gómez
Al revisar la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano, promulgada en Francia (1789) producto de la revolución y de la Asamblea Constituyente francesa, y que constituyó el prefacio de la Constitución de 1791, en este documento se logra observar que este no contemplaba como sujeto de derechos a las mujeres, aclarando que la categoría “hombre” en este escrito no era sinónimo de “humano y/o humanidad”, sino que hacía referencia exclusivamente al sexo masculino. Esta omisión motivó a que Olimpia de Gouges se manifestará en forma crítica y tomando como patrón el texto ya citado, esta intelectual y politóloga público “La Declaración de los Derechos de la Mujer y la Ciudadana” (DDMC). Episodio que junto a sus constantes protestas y a su simpatía al partido de los girondinos sirvió de base para que se le acusara de traición, se le encarcelara y finalmente se le guillotinara dos años más tarde. En relación a esto último, Gouges resuelve…”escribir una declaración alternativa e incluyente de las mujeres”… (Espina, 2011, p.29) la DDMC, un comunicado que permite reflexionar sobre los escasos avances que se tiene desde esta época ya que fundamentalmente requiere muchas de las reivindicaciones que se continua sin alcanzar en muchos países del mundo. En este sentido, Espina (Ob. Cit.) Explica: [Si]…Leemos el artículo VI [de la DDMC se puede advertir que es] el antecedente de la solicitud actual de paridad y alternabilidad en las listas de elección, así como el uso de los vocablos femeninos en la redacción de este y todos los artículos ´todas las ciudadanas y todos los ciudadanos, por ser iguales (ante la ley) deben ser igualmente admisibles a todas las dignidades puestos y empleos públicos, según sus capacidades y sin más distinción que de las virtudes y sus talentos´… El artículo X prevé la libertad de opinión porque ´si la mujer tiene derecho al patíbulo, igualmente debe tener el derecho a subir a una tribuna´…Pero las mujeres, así como deben tener los mismo derechos que los hombres, deben tener los mismos deberes, así que deben pagar impuestos como ellos (Artículo XV)… (p.30). La DDMC, se encuentra entre los primeros documentos que abordan el tema de la igualdad jurídica, política y legal de las mujeres en correspondencia a los hombres, se demanda para las damas la igualdad que promueve la revolución francesa, acusa de manera explícita el irrespeto y la invilisibilización al cual son sometidas después de su participación en la toma de La Bastilla, y como estas nuevas leyes devuelven a las mujeres a sus roles domésticos y las confinan a los espacios privados, excluyéndolas del proyecto por el cual había luchado. Puntualiza su concepción de la igualdad bajo la definición de participación ciudadana: exigiendo que tanto hombres como mujeres participen en la elaboración de las leyes. Reflexiona sobre la democracia como el sistema ideal alcanzar la igualdad de oportunidades como senda que pueden transitar las mujeres que desean alcanzar un espacio en el poder público. Reclama el derecho al voto y al reconocimiento de sus derechos y libertades elementales, justificando el derecho de las mujeres a educarse y a tener propiedades sin la tutela jurídica de un varón. La propuesta de Olimpia de Gouges se basa en libertad, igualdad y en el alcance de los derechos políticos para las mujeres. Referencia: Espina, G. (2011. Ahora es que falta. Después de 222 años de feminismo. Caracas: Centro de Estudios de la Mujer/Universidad Central de Venezuela.

Que la bendición de Dios siempre este contigo

Webfetti.com

Feliz Navidad a todos (as) y que Dios los cuide mucho.

Cocinando a tres manos

Cocinando a tres manos
Miguel y Alejandro...que momentos tan increibles.

Un almuerzo de Navidad

Un almuerzo de Navidad
Eddy Sánchez y Andrés Eloy Guzman

El amigo Dr. Tomás Straka frente a la Cátedral de Bogota

El amigo Dr. Tomás Straka frente a la Cátedral de Bogota

En Clases UCAB

En Clases UCAB

El Dia Esperado

El Dia Esperado
Con el amigo Graciliano Alexis Blanco. Patio de la Academia Militar de Venezuela
Se ha producido un error en este gadget.

Galeria D´Museo

Galeria D´Museo
En la presentación de las Caricaturas de "EDO" del libro "Tierra Nuestra", 1498.2009

Festival de voz en IPM "JM Siso Martinez"

Festival de voz en IPM "JM Siso Martinez"
El Gaban Tacateño

La Pureza del Blanco

La Pureza del Blanco
De Miguel García, publicada en National Geographic

Tomás Straka en Ecuador-2008

Tomás Straka en Ecuador-2008
En la Cancilleria

Tomás en la Mitad del Mundo.

Tomás en la Mitad del Mundo.

Congreso Historia de los LLanos Colombo-Venezolanos

Congreso Historia de los LLanos Colombo-Venezolanos
Dr. German Guía, Dra. Omaira Zambrano, Dr. Geniber Cabrera. Foto: Dr. José Olivar

Te sugiero ver:



La Columna Rota. Frida Khalo